DIGA "NO" A UN IMPUESTO INJUSTO SOBRE LOS ALIMENTOS EN OAKLAND.

Oakland ya es demasiado caro – ¡ahora los precios de los alimentos podrían aumentar!

El Concilio de la Ciudad de Oakland aprobó una medida electoral que podría aumentar los precios en todos los restaurantes y tiendas de la ciudad que venden alimentos.

Tenemos que enfocarnos en las problemas más importante, como las viviendas asequible, la falta de viviendas, el tránsporte publico y el crimen. Lo último que necesitamos es un impuesto sobre los alimentos.

La gente de Oakland tienen prioridades más importantes que lo que la gente come y bebe.


Este mes de noviembre, se les pedirá a los votantes de Oakland que voten sobre un impuesto sobre los miles de alimentos, incluyendo jugos, tés, bebidas deportivas y otros favoritos. Es una medida electoral que algunos están lanzando como una medida de salud. Pero, en realidad, el impuesto podría aplicarse en alimentos y bebidas ordinarios, aumentando los precios de restaurantes y alimentos para todos los residentes de Oakland. Mirémoslo con mas detalles:

  • Esta medida no necesariamente resultará en precios más altos solamente en las bebidas - las empresas se pueden trasladar el aumento de los costos a todos los productos alimenticios.
  • No hay garantía de que el dinero recabados de los impuestos vaya a gastarse apropiadamente. Los políticos de la ciudad son libres de gastar el dinero en lo que quieran.
  • Un nuevo impuesto sobre las bebidas y alimentos va a perjudicar a las familias trabajadoras y de bajos ingresos. En un momento en que las personas de medianos y bajos ingresos están batallando con el costo de las viviendas en la ciudad, no debemos aumentar los impuestos en los alimentos.
  • Esta es una estrategia equivocada para combatir la obesidad - ningún alimento, bebida o ingrediente es el único factor de obesidad o de otras condiciones de salud. Los impuestos no hacen una mejor salud, únicamente la dieta y el ejercicio pueden hacer eso.

Estamos trabajando para mantener un Oakland asequible.


Por eso, nos hemos unido junto y formamos la campaña de “No al Impuesto a los Alimentos en Oakland,” para parar un nuevo impuesto que podría aumentar el costo de los productos alimenticios básicos y los precios de los restaurantes.

Aprende más acerca del efecto adverso que un aumento de impuestos en los alimentos tendría sobre los empleos y sobre las familias de Oakland, y únirse con nosotros en la lucha en contra de los impuestos que aumentan el precio de la vida en la ciudad.